La comunidad del Liceo Francés Internacional de Gran Canaria celebra las fiestas de fin de año con un gran mercado solidario

El centro recauda fondos para las asociaciones Oceans4Life Gran Canaria y Under the Pole Expeditions con su tradicional calendario solidario, elaborado por el alumnado de Infantil y Primaria

Los estudiantes de Bachillerato realizaron durante tres semanas una colecta entre las familias de Secundaria para el Banco de Alimentos

La venta de adornos y delicias navideñas o jabones ecológicos, la subasta de árboles de Navidad y hasta el sorteo de una cesta de Navidad donada por el AMPA también aportaron fondos para la asociación socio-educativa sin ánimo de lucro que gestiona una parte del equipo pedagógico del Liceo (FSE)

Las celebraciones por el final del año han llegado a lo grande al Liceo Francés Internacional de Gran Canaria (LFIGC). Después de que los últimos cursos estuvieran marcados por las restricciones sanitarias. El LFIGC  ha recuperado el pulso a esta suerte de citas. Lo ha hecho con diferentes acciones con una marcada vocación solidaria, que ha tenido su momento culminante en el marché solidaire (mercadillo solidario) celebrado en sus instalaciones el pasado 16 de diciembre.

El colectivo de estudiantes ha realizado un importante esfuerzo en las últimas semanas para obtener fondos destinados a diferentes fines. En realidad, el mercado ha sido todo un acontecimiento en el centro, con un espacio reservado para la venta del tradicional calendario solidario. Un almanaque que elabora el propio alumnado de Infantil y Primaria del LFIGC a lo largo del primer trimestre del curso, y que en esta ocasión ha inspirado sus ilustraciones y motivos en varios de los objetivos relacionados con el Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Los fondos obtenidos con la venta del calendario se destinan esta vez a Oceans4Life Gran Canaria, organización comprometida con la eliminación de plásticos de un solo uso en Gran Canaria, y Under the Pole Expeditions, programa francés de expedición submarina, investigación científica, innovación y sensibilización del medio marino. Los estudiantes del LFIGC pudieron en las últimas semanas realizar visitas a la embarcación de esta última organización, que permanecía atracada en el muelle de Taliarte.

El centro también ha mantenido este año su habitual compromiso con el Banco de Alimentos, con una colecta realizada por los alumnos de Primero de Bachillerato. A lo largo de tres semanas cada clase se encargó de recolectar un producto navideño no perecedero, para conseguir una aportación final que incluía turrones, peladillas, polvorones, o pannetones, entre otras delicias de Navidad.

En el mercadillo se emprendieron otras acciones para el FSE del centro, órgano que participa subvencionando las actividades culturales, viajes y salidas que realizan los estudiantes durante el curso. Entre ellas ha estado la habitual venta de objetos navideños elaborados por el alumnado de Infantil y Primaria. Los alumnos de Sixième (Sexto de Primaria) confeccionaron árboles de Navidad, con su profesora de Artes Plásticas, para subastarlos en el mercadillo (¡todos se vendieron!). Y los alumnos de Bachillerato (1BB) también aprovecharon para, como cada año, continuar con la venta de jabones ecológicos.

En la recaudación de fondos se incluyó también la venta de galletas navideñas hechas por los alumnos, libros de segunda mano o ropa vintage, además de los gaufres, crêpes o perritos calientes,… stands gestionados por los estudiantes de Secundaria. El baile y la música también formaron parte de la velada con un taller de  zumba y villancicos cantados por el alumnado de Infantil y Primaria, en tres idiomas (francés, español e inglés).

En el marché no faltó la generosa aportación del AMPA del LFIGC: una surtida cesta de Navidad que se rifó entre los asistentes, en una comunidad educativa con cerca de 300 familias. El AMPA amplió su contribución con un Papá Noel que animó la tarde, una importante ayuda económica para poder sufragar la venta de perritos calientes y un amplio contingente de comida casera para la merienda, con tartas, dulces, queques, galletas, couscous o bebidas calientes.

El Liceo Francés Internacional de Gran Canaria es un centro educativo integrado en la Misión Laica Francesa, que cuenta con 121 colegios en 45 países diferentes, con unos 45.000 alumnos. Esta entidad fue fundada en 1902 con el objetivo de difundir la lengua y la cultura francesa en el mundo. El LFIGC se estableció en la Isla en 1974, y pasó a formar parte de la red de la MLF en 1986. El Lycée ubicado en Taliarte es un centro trilingüe desde la etapa de Infantil a Bachillerato, y forma a sus estudiantes en dos culturas (la francesa y la española) y tres lenguas (francés, inglés y español), tanto en el ámbito académico como en el conjunto de sus actividades. Una muestra de esta interculturalidad y fomento de sus valores es este tradicional mercadillo solidario.